viernes, 25 de abril de 2008

¡VOLVAMOS A LAS HUERTAS!

Formaba parte de nuestra tradición, de nuestra cultura, ahora está un poco olvidada

La creciente demanda de alimentos a nivel mundial, las grandes extensiones de tierras donde se siembran soja y maíz para la obtención de biodiesel, en una frenética lucha por mantener una tecnología que para el siglo que vivimos es totalmente obsoleta, genera un aumento y desabastecimiento en los productos de la canasta básica mundial, contribuyendo aún más a la pobreza y la hambruna en los países subdesarrollados.

De todas maneras en la mayoría de los países del primer mundo, están tratando de conseguir por medio de la ciencia, energías alternativas que no contaminen el medio ambiente. Para ello construyen edificios y casas inteligentes, que aprovechan la energía del sol, la geotérmica, eólica, y la que producimos nosotros los humanos con la basura, para generar gas metano y convertirlo luego en energía eléctrica.

Para qué estas tecnologías evolucionen, y puedan estar al alcance de todos, hay que esperar muchos años. Pero mientras tanto el mundo sigue dando vueltas, y los alimentarnos tenemos que consumimos todos los días.

Los que vivimos en las islas contamos, en mayor o menor medida, con alguna parcela de tierra disponible para tener nuestra propia huerta, que nos va a proveer de gran cantidad de frutas y verduras, esenciales para complementar una dieta rica en vitaminas y minerales.

Volvamos a las fuentes, a nuestra cultura, a nuestra tradición, inculquemos a los chicos la sana costumbre de sembrar cuidar y cosechar nuestros propios alimentos como lo hacían nuestros padres y abuelos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Para que la costumbre "prenda" mas en los chicos, hay que inculcarla desde las escuelas.


Alberto de La plata

Carlos (escuela técnica) dijo...

Quiero participar, pero acá en la escuela no se ahce nada...

Anónimo dijo...

Sería bueno que los municipios fomentaran esta práctica y se encargaran de repartir cartillas con fechas de siembra y consejos para llevar a buén término una huerta familiar, así como también entregar las semillas en forma gratuita.
Muy bueno el sitio. Felicitaciones

Martin Aneiros