jueves, 12 de junio de 2008

DIA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL

No es algo del pasado o que podemos ver en una película: Es la cruda realidad del mundo actual




En América Latina existen en la actualidad 17.4 millones víctimas del trabajo infantil, una noción -aparentemente inofensiva- que con frecuencia recubre formas extremas de explotación: esclavitud, tráfico, servidumbre por deudas, prostitución y pornografía, según datos de organismos internacionales.

Las siguientes cifras ilustran con mayor claridad la problemática del trabajo infantil en el mundo y especialmente en América Latina:

Unos 246 millones de niños trabajan en el mundo, 75 por ciento de ellos en tareas o situaciones peligrosas. 73 millones de los niños que trabajan tienen menos de 10 años de edad.

La región Asia Pacífico concentra al mayor número de niños que trabaja entre los 5 y 14 años: 127.3 millones.

En América Latina y el Caribe trabajan 17.4 millones de niños. Cada año mueren 22 mil niños en accidentes relacionados con el trabajo.

Unos 8.4 millones de niños son víctimas de esclavitud, tráfico, servidumbre por deudas, prostitución y pornografía.

Son más de 250 millones de niños de entre 5 y 17 años de edad, los que trabajan en el mundo. De estos, 180 millones lo hacen en las peores formas de esclavitud infantil, servidumbre por deudas, prostitución, o como niños soldados.

Que pasa en la Argentina


De acuerdo con un estudio oficial parcialmente divulgado hoy, el siete por ciento de los niños entre cinco y 13 años realiza alguna actividad laboral en el país.
Una encuesta encargada por el Ministerio del Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS) abunda que entre los adolescentes de 14 a 17 años, esa tasa se eleva al 20 por ciento.

Otros datos de interés revelan que son los varones en general, los más chicos de las áreas rurales y los de las provincias de Mendoza y todo el Noroeste Argentino (NOA) los más afectados.

La Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) divulgó que uno de cada cuatro varones y una de cada ocho niñas de entre 14 y 17 años tuvieron alguna ocupación laboral durante la consulta (septiembre-diciembre del 2007).

Subraya que se llevó a cabo en zonas urbanas y rurales del Gran Buenos Aires, el NOA y Mendoza, áreas donde habita el 50 por ciento de la población nacional y el 48,9 por ciento de los niños y adolescentes, cuatro millones entre cinco y 18 años.

La construcción, los negocios menores, fincas, talleres o jardinería son las principales ocupaciones de los varones, mientras las niñas son utilizadas en trabajo doméstico para terceros, atención a los niños y preparación de comidas.

Se reveló que en Mendoza y el NOA los trabajos predominantes para los menores son la agricultura y el comercio.

La misma tendencia acusa el Gran Buenos Aires, donde le siguen las labores artesanales o industriales, la venta callejera y el servicio doméstico.

El MTESS tiene en su estructura la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, encargada de promover acciones con ese objetivo.

En sus fundamentos, califica esa actividad de una de las peores formas de explotación 'porque pone en peligro la salud, seguridad y educación de los más chicos, al mismo tiempo que atenta contra su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social'.

El estudio más reciente sobre este problema, realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Ministerio de Trabajo, muestra que 193.000 niños menores de 14 años realizan actividades de distinto tipo tan sólo en la provincia de Buenos Aires -la más poblada- y en el norte del país.

Los cálculos a nivel nacional arrojan cifras mucho mayores, aunque los expertos dicen que deben ser confirmadas con nuevos sondeos.

Estimaciones recientes del organismo de las Naciones Unidas para la infancia, Unicef, y la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de Argentina, afirman que un millón y medio de niños y adolescentes realizan tareas con o sin remuneración en todo el país.

5 comentarios:

Silvia - Monte Grande- dijo...

Ls cifras asustan!!, pero el mundo sigue girando y parece que a nadie le interesa lo que pasa.

Celeste dijo...

Yo pienso que hay mucho por hacer, como denunciar con nombre y apellido cuando vemos el trabajo con niños y la prostitución infantil. No tenemos que esperar nada de los gobiernos, es hora de empezar hacerse cargo nosotros mismos de lo que pasa a nuestro alrededor y cuando vemos que pasan estas cosas no dudar en denunciar a los responsables!.

Karina dijo...

Esto viene pasando desde hace siglos!! No es de ahora, ante no existian los medios para enterarse, o no lo dejaban publicar.
Bueno el blog!

Pablo (soy de Corrientes) dijo...

Yo trabaje de chico ayudando a mi viejo...pero nunca lo hice por obligación, la exclavitud que someten en algunas partes a los pibes es una brutalidad que merece ser castigada.
Pero en este país solo se recogen cifras y no se hace un carajo para combatir a éstos explotadores de mierda!!!

LU7DXQ dijo...

Exelente artículo. Muy buena idea del blog. Sólo creo que le falta un espacio fijo dedicado al pique y a la pesca deportiva y recomendación de sitios para practicar este deporte.